UAI | Se gradúa la segunda generación del programa de Formación de Liderazgo de Transelec
2197
single,single-post,postid-2197,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
35 copia

Se gradúa la segunda generación del programa de Formación de Liderazgo de Transelec

05 de abril de 2017 | Escrito por Kristine Neckelmann

El centro de formación de Liderazgo comenzó a gestarse el 2013 y se concretó el 2014 con el trabajo en conjunto de Transelec y UAI Corporate de la Universidad Adolfo Ibáñez, a través del inicio de la primera versión del programa con 56 participantes.

 

Fueron 76 los gerentes, subgerentes, jefes y supervisores que se graduaron en esta segunda versión del programa liderado por Lud Marquez, directora del programa por parte de la Universidad Adolfo Ibáñez, el cual tiene como objetivo, apoyar el desarrollo del modelo de liderazgo de Transelec, que esta alineado con las habilidades que la organización necesita para enfrentar los cambios en el entorno.

De esta forma y para cumplir ese objetivo, el programa se dividió en 5 módulos: liderazgo personal, relacionamiento y habilidades de comunicación, liderar a otros, liderar el cambio y liderar el negocio.

Rafael Carrasco, Director del Centro de Educación Ejecutiva de la Universidad Adolfo Ibáñez, enfatizó en su discurso, que la formación no es más que cambiar. Un cambio que implica adaptarse a un entorno competitivo, debido a la rapidez de los cambios tecnológicos, la globalización de los mercados y la rigidez de las estructuras organizacionales.

Andrés Kuhlmann, Gerente General de Transelec, se refirió al entendimiento por parte de la Universidad para poder concretar en conjunto, un programa de largo plazo para los líderes de Transelec. Además destacó la influencia del programa en los líderes de la compañía, viéndose reflejado en las conversaciones a través de un lenguaje común, que ha permitido mejorar la productividad, el entendimiento y la definición de objetivos comunes; “Las recetas del pasado ya no sirven”, enfatizó.

Recalcó que hace tres años tomaron una buena decisión al incursionar en un programa a largo plazo que involucra a todos los lideres de la compañía, ya que les ha permitido afiatarse como equipo y hablar un lenguaje común.

Para finalizar, Kuhlmann destacó el apoyo de la Universidad Adolfo Ibáñez, al hacerlos sentir como en casa para construir un programa que ha cumplido el objetivo propuesto en el 2013.

X