UAI | Gerda Bianchini, gerente de desarrollo organizacional de AMSA
1160
single,single-post,postid-1160,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
Gerda Bianchini

Gerda Bianchini, gerente de desarrollo organizacional de AMSA

13 de enero de 2016 | Escrito por UAI CORP

Gerda Bianchini

Se cierra el año 2015 y la política monetaria de Chile empieza a arrojar informes respecto a la economía del país. En materias financieras, el cobre como el petróleo, acumularon descensos durante el año de alrededor de 30 % según el Banco Central. En el caso del metal rojo su demanda seguirá mermada por la recomposición de la economía china para el año 2016.

 

En medio de la reducción de la producción de las mineras debido al descenso de los precios del metal rojo, y tras largas 14 horas de discusión, se consiguió el pacto entre Antofagasta Minerals (AMSA) y la china Jiangxi Cooper que acordaron baja en los cargos por tratamientos y refinación (TC/RC) del cobre en US$97,35 por tonelada para el año 2016. No es la única minera chilena que ha estado negociando con sus clientes chinos. Hace algunas semanas Codelco recortó el envío de metal rojo refinado a China para el 2016 en más de una cuarta parte a un mínimo de tres años.

Pero ¿de qué manera podría afectar a los chilenos la crisis del cobre? Al bajar el precio del metal rojo, el sector público cuenta con menos recursos de gastos públicos, teniendo menos recursos para traspasar al sector privado, y así amortiguar los efectos de una menor actividad económica en el país. Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocio de la Universidad San Sebastián asegura en el Diario Pyme online que: “La baja del cobre significa mantener una alto valor del dólar, lo que produce productos más caros para el 2016”.

Sin embargo, no todo es caos en la economía chilena, para la empresa AMSA ha sido positivo el mes de diciembre, pues completó la compra del 50 % de la mina Zaldívar a la canadiense Barrick. Esta es una mina rajo abierto que produce cobre por lixiviación en pilas, con más de 20 años en operación, y que en el 2014 produjo aproximadamente 100 mil toneladas de cobre fino, teniendo como ingreso antes de impuesto de US$244 millones.

Gerda Bianchini, gerente de desarrollo organizacional de AMSA, nos comenta cómo la empresa ha estado enfrentando este contexto económico, y cómo en conjunto con la Universidad Adolfo Ibáñez han diseñado estrategias educacionales para fortalecer el desarrollo de los proyectos con gente capacitada para el área de la minera.

 

Respecto a lo que está pasando hoy en día con la caída del cobre ¿cómo ustedes se han visto mermados como empresa?

Nosotros hemos tenido que ponernos entorno a ese contexto, no podemos quedarnos ajenos y hacer como que esto no está pasando. Nos hemos tenido que ajustar. De hecho, nos impactó de manera interna, tuvimos en octubre un proceso de reorganización, tanto a nivel centro corporativo y de las compañías. Pero, tenemos un programa interno con competitividad de costos. Estamos haciendo las cosas como para poder estar al nivel de lo que exige el mercado.

¿De qué manera entonces, este diplomado les ayudaría a ustedes a que 2016-2017 comenzar con una buena base?

Una de las cosas más importantes, sobre todo en estos momentos, es contar con la gente idónea. Que tenga las capacidades, características y conductas que nosotros esperamos para el desarrollo de nuestro negocio. Y yo creo, que el diplomado recoge eso, tanto técnico como más bien conductual en el desarrollo de los proyectos aplicado. El diplomado nos ayudó a que nuestros jóvenes profesionales tengan una formación en los negocios mineros. Ya que, no todos son de carreras asociadas a la minería, por lo tanto, debemos dar ese barniz general. Y creo que el diplomado lo ha logrado de manera positiva.

¿Cuáles serían esas herramientas?

Tú ves que una de las formas donde hemos podido medir el impacto es en el desarrollo de los proyectos. Ellos tienen que generar redes, trabajo en equipo, aplicar una serie de conductas y forma de trabajos que yo creo que las trabajan dentro de los módulos del diplomado. Además, entienden mejor el negocio. Entonces, a la hora de ir y plantarse frente a área que son más técnicas tienen un lenguaje que es más común y es más fácil esa relación ahí.

¿Cómo ha sido el trabajo con la Universidad?

Bien, yo creo que ya es como el quinto año que hemos coconstruyendo el diplomado. Y yo creo que hemos mejorando en conjunto el proceso.

X